Depresión infantil: ¿Cómo detectarla y qué hacer frente a ella?

Publicado el 18 febrero, 2019 por admin

Aunque usted no lo crea, la depresión también afecta a los niños. Así es, los pequeños angelitos de su hogar podrían estar atravesando por una etapa de tristeza absoluta y crónica que usted podría estar pasando por alto sin darse cuenta. La depresión infantil no es un juego y sus terribles consecuencias en la psiquis de los niños lo dejan claro.

De acuerdo a la Organización mundial de la Salud (OMS), la prevalencia de depresión infantil es similar a la de los adultos. Los estudios de esta institución arrojan que un 3% de los niños sufre depresión y representan entre el 10% y 15% de las consultas en psiquiatría infantil. En el Perú, las cifras del Ministerio de Salud no son más alentadoras, pues los especialistas aseguran que cada vez se diagnostica más la depresión en menores de hasta 5 años, aunque el pico se presenta entre los 7 y 8 años.

“Estos pequeños no lo verbalizan, pero presentan falta de energía, dificultad para disfrutar del entorno o jugar con la mascota, así como irritabilidad o somatización, con dolores estomacales, de cabeza, etc., que no tienen causa orgánica, pero son niños que se desmoronan fácilmente con el tema de la tristeza”, explica sobre la depresión infantil Carlos Vera Scamarone, psiquiatra de EsSalud.

Como lo explica el especialista, la depresión infantil puede ser altamente perjudicial para el desarrollo regular de los pequeños y afectar su estado emocional permanentemente, esto debido a la falta de madurez emocional y a los recursos para manejar sus emociones. Los niños depresivos se convierten en adultos inseguros, frustrados, con mayor incidencia a actitudes autodestructivas e incluso con tendencias suicidas.

Vera añade que además del retardo en la curva de su crecimiento o desarrollo, la depresión infantil genera fracaso escolar o problemas de socialización. En el Perú, la cifra de tendencias suicidas es más elevada que la tasa mundial, y según los estudios epidemiológicos del año 2012 hasta el 2018, entre un 20% y 25% de adolescentes tiene deseos de morir y un 10% o 15% lo ha intentado.

¿Cómo detectar la depresión infantil?

De acuerdo a la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud (CIE-10), entre los principales síntomas de la depresión infantil se encuentran:

  • Humor depresivo: Los niños y adolescentes deprimidos presentan un estado de ánimo irritable o triste en exceso. Además se muestran poco comunicativos e incluso pueden demostrar conductas agresivas o acciones de hostilidad o cólera.
  • Pérdida de interés: No disfrutan del juego, las actividades escolares o sociales que antes los entretenían y su entorno no les genera curiosidad.
  • Falta de energía: No juegan, rechazan ir al colegio, hacer los deberes.
  • Pérdida de confianza y autoestima: Desarrollan fuertes sentimientos de inferioridad y dependencia.
  • Reproches: Demuestran un sentimiento de culpa excesivo e inapropiado. Se desvaloran completamente.
  • Actitudes autodestructivas: Realizan constantemente acciones en las que corren riesgos o llegan a autolesionarse (a través de arañazos, cortes o golpes).
  • Falta de concentración: Pierden la atención, no toman decisiones acertadas y por lo mismo, aparecen los problemas académicos y retrasos escolares.
  • Otros síntomas relacionados con la depresión infantil: Alteraciones de sueño, variaciones de peso, quejas somáticas (dolos de cabeza, estómago o cuerpo, sin razón médica aparente).

¿Cómo ayudar a un niño con depresión?

Para vencer la depresión infantil, los niños necesitan del apoyo de sus cuidadores. Como es evidente, ellos no han desarrollado aún las herramientas emocionales que les permitan superar solos las emociones negativas que los embargan, por eso el papel de los padres es tan importante.

La mejor manera de cómo ayudar a un niño con depresión, es llenándolo de autoestima y amor. Aquí le dejamos algunos consejos:

  • Elógielo frecuentemente y con sinceridad. Acentué sus cualidades positivas y sea comprensivo cuando él se autocritique señalándole lo bueno que no está viendo de él mismo.
  • Ayúdelo a distinguir lo que puede controlar de lo que no. Esto disminuirá su culpabilidad.
  • Mantenga una rutina y disminuya los cambios familiares ¡Dele estabilidad!
  • Prepare actividades interesantes e invítelo a planificar juntos acontecimientos especiales. Motívelo a involucrarse.
  • Prepare sus comidas favoritas y hágalo sentir especial.
  • Apóyelo y tranquilícelo frente a las situaciones que le causan temor excesivo o preocupaciones.
  • Esté alerta a las señales de suicidio y si las detecta, acuda inmediatamente a un especialista.

¿Cómo ayudar a un niño con depresión si nada de esto funciona?

La forma más segura de cómo ayudar a un niño con depresión es acudiendo a un especialista. Incluso tome en cuenta que los consejos antes mencionados son más eficientes si a la par el pequeño está llevando una terapia para su depresión infantil.

Algunas de los mejores tratamientos para ayudar a niños con depresión infantil son: la psicoterapia, terapia emocional y métodos alternativos como Tomatis®.

Analice con calma todas las alternativas de cómo ayudar a un niño con depresión y tome una decisión que sea certera para su hijo y para usted.

https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/familia-y-pareja/depresion-infantil-12305
https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/depresion-ninos-informacion-padres-familiares
https://www.redcenit.com/depresion-infantil-como-ayudar-al-nino/
https://peru21.pe/peru/cifras-salud-mental-peru-menores-ocupan-70-atenciones-infografia-394376

La entrada fue publicada en Depresion Infantil
Subir
×

Hola!

Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a contacto@aletheia.com.pe

× Contáctanos ahora por Whatsapp