CONSEJOS PARA EDUCAR A NIÑOS CON ASPERGER

Para lograr una enseñanza más asertiva en niños diagnosticados con Síndrome de Asperger, tanto en el aula como en casa, es importante tener claras las características generales de su perfil cognitivo. Una vez que comprendamos mejor la manera en que ellos perciben el mundo, podremos emplear las estrategias más adecuadas para que su proceso de aprendizaje sea más llevadero.

¿Cuáles son sus características generales?

  • Cociente Intelectual normal o superior
  • Dificultades en la percepción global
  • Memoria muy desarrollada
  • Pensamiento visual
  • Dificultades en planificación, organización, atención y control de la desinhibición.
  • Dificultades en la generalización de aprendizajes
  • Falta de motivación para lo que no le interesa
  • Dificultades para la atención selectiva si no capta su atención.
  • Dificultades para la abstracción
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Mala aceptación de fracasos y críticas
  • Resistencia a la adquisición de autonomía.

Para todo niño con dificultades especiales es necesario que se le brinde un plan de estudios adaptable a sus necesidades, considerando contenidos, tareas e instrucciones de trabajo.

En el caso de los niños con Asperger, tanto en casa como en la escuela, se pueden utilizar ayudas físicas, verbales, de modelos, señalización, de posición, entre otras. El grado en el que reforcemos sus conocimientos debe ser gradual, de menor a mayor y la ayuda que se le proporciona debe ser reiterada progresivamente.

En el aspecto académico, para potenciar sus capacidades, maximizar sus logros, su potencial y darle calidad de vida en la escuela, es importante trabajar con algunas estrategias.

  • Tener un plan de trabajo personalizado para cada niño, según sus intereses, demandas, necesidades, etc.
  • Mantener un clima de afecto y comprensión.
  • Ya que son niños que se adaptan muy bien a las rutinas, es importante establecer una rutina de trabajo.
  • Mantener un ambiente estable y predecible, ya que ellos no toleran los cambios.
  • Marcar un comienzo y un final claro en las tareas.
  • Brindar instrucciones cortas y precisas, asegurándose del entendimiento. De esta manera el niño(a) no colapsará con tanta información.
  • Establecer metas a corto plazo.
  • Fraccionar las tareas en pequeños pasos.
  • Evaluar la dificultad de cada tarea en función de las habilidades del alumno, aumentando gradualmente la dificultad.
  • Incluir temas de interés generales y particulares, no sólo los gustos restringidos que él tenga.
  • Evitar en lo posible la crítica y el castigo. Si las respuestas del niño son incorrectas, se le debe proporcionar la instrucción otra vez.
  • Fomentar la participación activa en el aula, incentivando la inclusión del niño en el grupo.
  • Utilizar apoyos visuales y otros instrumentos de organización.
  • En algunas áreas de estudio, serán necesarias las adaptaciones de currícula.

Aunque los niños con Asperger puedan compartir características generales, también se deben considerar las características individuales y personales de cada niño, para todo tipo de tratamiento.

En Aletheia Internacional contamos con una vasta experiencia tratando casos de Autismo, Asperger y trastornos del aprendizaje con el Método Tomatis®, que se basa en el principio de emisión de contrastes musicales. El oído se conecta al cerebro mediante “neuronas espejo” ayudando a crear nuestras intenciones, ideas y emociones. Tomatis® actúa eficazmente sobre estas capacidades.

Somos consultores certificados del Método Tomatis en Perú, conoce más sobre este método aquí www.aletheia.com.pe/tomatis-fb/index.html

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *